Una de las tendencias hoy en día más relevantes y populares es la microdermoabrasión con punta de diamante. Para poder poner a prueba este tratamiento hay que limpiar y tonificar la piel en un primer lugar y posteriormente, se aplica su método.

Para poder realizar este paso, se debe tener en cuenta que es un peeling con microángulos apliar mediante un sistema de vacío cuyas puntas se recubren con partículas de diamante que se van deslizando sobre la superficie del rostro, cuello, escote o la zona a tratar.

Este paso supone que el sistema de succión aspire las células muertas y así se pueda renovar la dermis y el rejuvenecimiento de la zona general a trabajar.

Una vez realizada esta aplicación deberá realizarse un masaje facial con productos calmantes y colágeno y no se debe exponer el rostro al sol durante las primeras 48 horas.

En conclusión, es un tratamiento muy efectivo y rejuvenecedor, su procedimiento no es invasivo y permite eliminar las capas más superficiales de la piel sin generar la agresividad que puede producir el peeling. Promueve la regeneración celular, la incrementación de elasticidad y aumento de colágeno.

Sus resultados son la disminución de líneas de expresión y arrugas finas, mejora de estrías y una reducción de la hiperpigmentación y ampliación de poros, a la vez que reducir los signos de edad y sol y aumentar la circulación para lograr una piel más sana.

Es un tratamiento natural y tan solo dura entre 35-40 minutos, nosotros te recomendamos que te lo realices si quieres darle una vida a tu rostro.

¿Quieres realizarte este tratamiento con nosotros? Contáctanos ya, te esperamos.